Es bastante común pensar que la experiencia de compra inicia cuando el cliente ingresa a una tienda online o accede al catálogo de compras del negocio. También, muchos suelen creer que esa experiencia termina cuando el comprador recibe sus productos. Lo cierto es que esto es mucho más complejo. 🤔

Casi todos los aspectos vinculados a nuestra forma de comprar se transformaron en los últimos meses. Muchos cambios que pensábamos que veríamos más adelante ya están aquí. El crecimiento del comercio electrónico es solo una de las caras más visibles, pero, sin dudas, no es la única. 

Un estudio realizado por Google en Latinoamérica revela que se ha reforzado la necesidad de que las marcas enfoquen sus esfuerzos en permitir que las personas compren cuando quieran, como quieran y donde quieran. 🤑

Al mismo tiempo, para los consumidores resulta fundamental que los negocios proporcionen experiencias de excelencia y sin fricciones.

Ahora bien ¿qué es la experiencia de compra? Es el conjunto de percepciones que tienen los clientes mientras transitan el proceso de tomar su decisión de compra y adquirir un determinado producto. Es, básicamente, lo que el usuario siente o percibe en relación a la marca. ❤️

Por ello inicia mucho antes de la visita al sitio web o al catálogo. Quizás comienza en las redes sociales, en una búsqueda en Google, en un anuncio o con el comentario de un familiar o amigo que recomienda el negocio o desalienta comprar en él.  Todo ello contribuye a la experiencia de compra. 

Parecería ser que gran parte de estos factores escapan a lo que una empresa puede gestionar. Sin embargo, muchos sí están en nuestras manos y podrían ayudarnos a potenciar la experiencia de compra a través del catálogo. Los compartimos a continuación.  👇

Cuidar la primera impresión: una imagen vale más que mil palabras

Puede parecer muy evidente, pero si hablamos de la experiencia de compra, nada lo es. Si tienes un catálogo con un mal diseño, es muy probable que los usuarios encuentren negativa su experiencia en relación a tus productos y tu marca en general.

Tu catálogo debe destacarse por su atractivo y en ello es clave la identidad visual. Hace algunas semanas te contamos qué es y cuál es su importancia. Lo que podemos afirmar es que la identidad visual se trata de la percepción que tienen los compradores sobre tu marca. Es la impresión que causas y, por supuesto, la construyes con todos los elementos visuales que aparecen en tu catálogo. Es decir: logo, fotografías, tipografías, texturas y colores. 

Todo ello habla de cómo es tu marca. Y, aunque creas que es algo superficial, también influye en la experiencia de compra. Para potenciarla, es clave trabajar en la identidad visual de tu catálogo sin dejar ningún detalle librado al azar. 🧐

Crear buenas descripciones: lo poco que digas, dilo bien 

Por supuesto que tu catálogo de compra debe incluir fotografías, de hecho, suelen ser las estrellas en la venta online. Sin embargo, lo que dices con palabras también cuenta, por ello, lo poco que digas, dilo bien. 👌

¿A qué nos referimos? A que el hecho de incluir imágenes no te haga olvidar la importancia de las buenas descripciones de producto

Para los usuarios que compran a través de un catálogo interactivo, es clave la adecuada combinación entre imagen y texto. Procura que las descripciones que incorpores sean breves, pero completas, que incluyan aquellas características que el usuario no puede conocer porque no tiene acceso al producto de forma física. Esto no solo contribuye a mejorar su experiencia de compra, sino que, además, le permite avanzar con más agilidad en el proceso e incluso a decidirse más rápido. 🙌Simplificar el proceso: buscar, añadir y pagar. 

Cuanto más intuitivo y de fácil navegación sea el catálogo, más óptima será la experiencia de los potenciales compradores. Encontrar de un vistazo lo que buscamos cuando navegamos por un sitio web siempre nos hace sentir mejor, en un catálogo online funciona de la misma forma. Esto ayuda a aumentar la percepción positiva del usuario en relación a tu negocio.

Es fundamental tener en cuenta que las personas buscan comprar pero sin complicaciones. Por ello, al crear un catálogo de productos es necesario garantizar que sea un proceso simple, donde resulte sencillo realizar las principales acciones dentro del recorrido de compra. Estas son: buscar un producto, añadirlo al carrito y, finalmente, pagar por él

Las llamadas a la acción para estos 3 pasos deben ser siempre bien visibles y garantizar un proceso fácil y rápido. 

Garantizar una buena experiencia visual: más y mejores fotos en tu catálogo 

Trabajar la identidad visual permite garantizar una buena experiencia visual y, en este sentido, las fotografías son clave. 📷 Aunque en este punto queremos enfocarnos en la variedad. 

No es suficiente con incorporar una única imagen de un producto. Cuantas más imágenes puedas incluir, mejor información podrá extraer el usuario y sentirá más confianza en ese artículo.

Por otro lado, si por el tipo de diseño de tu catálogo de compras solo incluyes una foto por producto, asegúrate que sean de calidad. Sobre todo, porque la navegación por un catálogo suele ser una experiencia mobile, entonces, será inevitable que los consumidores hagan zoom sobre el producto para verlo en mayor detalle. Una mala fotografía podría arruinar esta experiencia. 😰

Ofrecer una experiencia multicanal: estar donde los usuarios te buscan

El catálogo funciona como un canal en sí mismo y en este artículo queremos centrarnos en la experiencia de compra a través de este medio. Sin embargo, somos conscientes de la importancia que tiene para un negocio en la actualidad, poder combinar múltiples canales para potenciar la experiencia global del usuario con la marca

Puedes tener tu catálogo como canal de venta principal y, al mismo tiempo, compartirlo en  las redes sociales e incluso por WhatsApp o correo electrónico. 

Precisamente, eso es lo que te permite Peiperless. Al crear tu catálogo en nuestra plataforma, podrás integrarlo al resto de canales que utilices, compartirlo en diversos medios y tener presencia en aquellos sitios donde los usuarios te buscan. 😀

Personalizar el proceso: personaliza y vencerás 

Es importante aprovechar la integración de herramientas con tu catálogo para brindar experiencias de compra personalizadas. Por ejemplo, al contar con un CRM puedes hacer un seguimiento de cada usuario  y, a través de Marketing Automation y campañas de email marketing, ofrecer lo que necesitan tus potenciales compradores y clientes en cada momento.

Además, en el caso de la atención al cliente, al incorporar WhatsApp como canal de contacto, puedes garantizar inmediatez. Sobre todo, conversaciones de calidad, en las que el usuario sienta que del otro lado hay una persona dispuesta a brindarle ayuda. 

Potenciar la experiencia de compra con un catálogo es, sin dudas, un objetivo posible. Ahora solo tienes que comenzar a crear el tuyo. ¡Te invitamos a probar Peilerless! 

Más para leer