Catálogo de Productos

Podríamos afirmar casi con total seguridad que en algún momento de tu vida has tenido un catálogo de productos en la mano. De seguro, has ojeado sus páginas en busca de algún artículo en particular o simplemente para ver qué había. Todos lo hemos hecho. Porque el catálogo de productos es una de las pocas herramientas de venta que se ha mantenido vigente a través de los años

De hecho, si revisamos la historia del catálogo de productos, encontraremos su antecedente más antiguo en el año 1744. De acuerdo con Wikipedia, Benjamin Franklin fue el inventor del catálogo, al crear el concepto de venta por correspondencia.

De aquellos días a este presente muchas cosas cambiaron. Por ejemplo, en lugar del correo postal, enviar un catálogo hoy es tan simple como apretar un botón. Con ese simple gesto podrás compartir tu catálogo en cualquier plataforma, incluyendo el email, las redes sociales y WhatsApp.

Si quieres impulsar tus ventas a través de un catálogo de productos, debes aprender a crear uno. Por ello, en este artículo te damos todos los detalles para que des el primer paso. 😀¿Qué es un catálogo de productos?

Comencemos por lo más elemental: definir qué es un catálogo de productos. Se trata de una de las herramientas del marketing directo, es decir, una estrategia que busca comercializar productos a través de la interacción directa con el público objetivo. 

Entregar o compartir un catálogo con un consumidor es una forma de mostrarle tus productos de forma directa, prácticamente como si se los estuvieras mostrando en persona

Es fundamental, por ello, que tu catálogo sea lo más completo posible y que resuelva prácticamente todas las dudas que pueda llegar a tener el usuario que lo visualiza. Sobre todo, aquellas vinculadas a las características del producto, desde los colores disponibles y las dimensiones, hasta el precio y la disponibilidad. 

Todos estos elementos ayudan a que el cliente pueda tener una visión completa de los artículos que vendes. Y esto, claro, contribuye a cerrar más ventas. 🙌

Vender por catálogo se ha convertido en otro de los canales clave en la estrategia omnicanal de una empresa, tanto minorista como mayorista. Por eso el catálogo es la herramienta que no puede faltarte. 

Crear un catálogo de productos paso a paso 

Ahora que ya tienes claro qué es un catálogo de productos y las posibilidades que ofrece esta alternativa de comercialización, es momento de comenzar a crear el tuyo. Te compartimos el paso a paso a continuación. 👉

Define a tu público 

Podríamos pensar a este como un paso previo en realidad a la creación del catálogo de productos. Porque antes de comenzar a organizar el contenido, crear una portada o elegir las imágenes, es importante definir quién es tu público. ¿A quiénes va dirigido tu catálogo? ¿Lo sabes?

Si la respuesta es no, es momento de parar ✋y ponerse a pensar para descubrir la audiencia a la que te diriges. 

No es lo mismo crear un catálogo de productos para distribuidores B2B, que tendrá que incluir datos técnicos, a diseñar un catálogo online de cosmética dirigido a jóvenes de entre 15 y 30 años.

Al definir con precisión a tu público, podrás ajustar mejor todos los aspectos de tu catálogo:

  • El lenguaje.
  • El tono.
  • El estilo.
  • El diseño.
  • Las imágenes.
  • La disposición de los elementos en la página.
  • El método de envío. 

Organiza el contenido 

Una vez que tienes definido tu público ideal, es momento de lanzarte de lleno a organizar el contenido de tu catálogo de ventas. El contenido a incluir debe organizarse teniendo en cuenta también a ese cliente ideal

En principio, hay que evaluar cómo consultará el catálogo el usuario. Por ejemplo, ¿es un consumidor que necesita un índice para saber dónde encontrar cada categoría de artículos? ¿Puede buscar los productos de forma intuitiva página por página? 🤔

Por otro lado, hay que determinar la jerarquía de los productos. Aunque todos son importantes, de seguro hay algunos destacados. Ya sea por popularidad, porque son de temporada o porque simplemente son los más recientes. Más allá del motivo, puedes jerarquizar productos de acuerdo a la relevancia y, de hecho, es una estrategia muy útil. Sobre todo, para que tus clientes encuentren más rápido los artículos que les interesan y los que tú quieres posicionar.

Recuerda mantener el orden de tu catálogo de productos, ya que esto facilitará la experiencia del usuario, lo que puede ayudar a aumentar la conversión

Crea una portada inolvidable 

Ahora que has definido cómo estructurar el contenido, puedes enfocarte en la parte visual y crear una portada inolvidable. 🤩

Es necesario tener en cuenta que la portada es tu oportunidad de causar una buena primera impresión. Si el contenido de la portada no es del todo llamativo o atractivo para tu audiencia, esto podría desalentar a los usuarios a ver tu catálogo, lo que te daría una tasa de apertura baja

¿Cómo debería ser la portada ideal? Muy visual.  La portada debe lucir profesional y ser impactante. Para ello, la recomendación es utilizar imágenes de calidad y combinarlas con los colores y tipografías que reflejen la identidad de tu marca. Porque otra de las características de la portada es que debe servir para que los usuarios identifiquen fácilmente al catálogo con tu negocio. 

Por otro lado, no olvides incluir información de contacto, ya sea tus canales en redes sociales, sitio web y WhatsApp. 

Elige imágenes de alta calidad 

En el paso anterior mencionamos las imágenes de calidad y volvemos a repetirlo porque, en un catálogo de productos, los tipos de fotografías que utilices pueden marcar una gran diferencia. 

Ten presente que las personas suelen recordar solo un 20% de lo que leen, sin embargo, recuerdan el 80% de lo que ven. 🧐

Para que tu catálogo se vea profesional, es necesario incluir imágenes con el tamaño y la resolución adecuada. Esto es esencial para que los usuarios puedan apreciar los detalles de tus productos.

Además de usar fotografías de calidad, es importante que te animes a incluir varias imágenes de un mismo producto para mostrarlo en escala, en primer plano o desde distintos ángulos, por ejemplo.  

Cuida la descripción de productos

¿A qué nos referimos con cuidar la descripción de productos? a encontrar un perfecto equilibrio entre la cantidad y la calidad de lo que dices de cada producto

Lo ideal es redactar descripciones breves, sin embargo,al mismo tiempo deben ser completas. Recuerda que tu catálogo debe ayudar a que el usuario resuelva las dudas que tiene sobre los artículos que vendes, una de las formas de hacerlo es describiendo adecuadamente cada producto.

¿Qué debería incluir la descripción de un producto?

  • Beneficios que brinda. 
  • Especificaciones técnicas (peso, medidas, colores, texturas, material, etc.).
  • Disponibilidad. 
  • Precio. 

Incorpora elementos interactivos

Aprovecha la evolución del catálogo de productos para incorporar todo tipo de elementos interactivos que le aporten atractivo. Desde ilustraciones y animaciones, hasta enlaces o incluso videos. Estos últimos, sobre todo, tienen una gran influencia en la decisión de compra de los usuarios. Básicamente, porque ayudan a situar al producto en contexto y entender mejor su funcionamiento. Todo ello aumenta el nivel de confianza del usuario. 

Recuerda usar los distintos elementos con criterio, teniendo  en cuenta siempre el público al que te diriges y sus preferencias. El objetivo es vender, procura que todo lo que incluyas ayude a conseguirlo. 

Aumenta tus ventas con un catálogo de productos interactivo

Estar presente en más canales, brindar una experiencia de compra alternativa a los usuarios, tener la capacidad de diseñar el catálogo a la medida de tu marca, son solo algunas de las ventajas de esta herramienta. Lo más importante, sin dudas, es la posibilidad de aumentar las ventas.  

Si todavía no lo has hecho, Peiperless es la plataforma que necesitas para crear tu catálogo interactivo de productos.  Fácil y rápido podrás crear una potente herramienta de marketing y ventas para hacer crecer tu negocio. 

¿Qué dices? ¿Añadirás el catálogo de productos interactivo a tu estrategia? 

Más para leer